Revisarte

Monday, November 19, 2007

Artículo publicado en la revista La Tempestad Nov. 2007


Los publicistas lo han analizado a fondo: escrito con diferentes tipografías, un mismo mensaje provoca impresiones emocionales distintas. No es casualidad, entonces, que marcas como Apple, Lufthansa, Nestlé, Sears, Panasonic o Jeep utilicen la Helvetica en sus logotipos. 2007 indica el 50 aniversario de ésta, la tipografía más omnipresente del siglo XX. Muchas personas no la identifican por su nombre, pero diariamente entran en contacto con ella.

Creada por Max Miedinger y Eduard Hoffman en un momento en que en Suiza se experimentaba con la creción de fuentes que expresaran los principios de la modernidad, la Helvetica –originalmente bautizada como Neue Haas Grotesk- comenzó a ser usada extensivamente en los años sesenta. Su presición, nitidez y legibilidad ( las curvas y la suavidad de sus líneas la humanizan, por si fuera poco) la convirtieron en la opción preferida de numerosos diseñadores y en la elección gráfica de las grandes corporaciones.

Una de las grandes cualidades de esta tipografía es su multifuncionalidad: la Helvetica refleja autoridad en un letrero de tránsito en Nueva York, se muestra pragmática en el logotipo de Target, es idealista en los señalamientos de la ONU, revela su carácter corporativo en el logo de American Airlines, apunta a lo aspiracional en el de BMW o resulta íntima en el de American Apparel. En 1984 Apple introdujo la computadora personal Macintosh, que la incluía como fuente “residente”. Con ello puso un elemento de alto diseño al alcance de cualquier usuario, convirtiéndola de ese modo en un “lujo demócratico”. Una curiosidad: Microsoft optó por no incluirla como opción tipográfica en su software, para el que prefirió la Arial, una versión adaptada. Sin embargo, la empresa de Bill Gates la eligió para su propio logotipo.

Por su importancia en el diseño contemporáneo, y como homenaje por el medio siglo recorrido desde su aparición, el MoMA de Nueva York, además de adquirir para su colección el primer juego tipográfico de esta fuente, montó la exhibición 50 Years of Helvetica; paralelamente proyecta el documental Helvetica, dirigido por Gary Hustwit. Asimismo, una exposición itinerante se ha presentado en el Design Museum de Londres y en la Espeis Gallery de Brooklyn; consta de 50 carteles que, realizados por renombrados diseñadores, se exhiben a la manera de un repaso: cada uno de los últimos 50 años es visto desde la perspectiva de la famosa tipografía.

En dónde reside el abrumador éxito de este diseño? En su neutralidad: permite que el significado provenga del texto y el contexto, no de las letras.

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home