Revisarte

Sunday, August 19, 2007

Imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo


Un tanque de vidrio de 22 toneladas de peso con 224 galones de formaldehído, sirve como marco de un imponente tiburón tigre de casi 4 metros, el cual al tener las fauces abiertas, deja ver en todo su esplendor al temido depredador.

Creación del artista conceptual Damien Hirst, esta obra lleva por título: "Imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo", y será expuesta en las galerías de arte moderno del Museo Metropolitano de Arte en Nueva York. Museo Metropolitano de Arte en Nueva York.

"Ver al famoso tiburón de Damien Hirst en las galerías de arte moderno en el Metropolitano será una vista ciertamente impresionante," dijo Philippe de Montebello, Director del Museo Metropolitano.
"Seguramente será algo revelador y estimulante confrontarse a esta obra en el contexto de toda la historia del arte, una oportunidad que solo esta institución puede ofrecer”.

El Museo Metropolitano de Arte en Nueva York, también conocido como "el Met", cuenta con una colección de casi 3 millones de obras que abarcan desde arte egipcio con piezas de 4 mil años de antigüedad, hasta arte contemporáneo. Entre sus galerías cuenta con obras de los grandes maestros del renacimiento; los impresionistas como Monet y Pisarro o las recientemente renovadas galerías de arte greco-romano.

La pieza, que ha sido prestada al museo por un periodo de tres años por su actual dueño, el millonario Steven A. Cohen, es la segunda versión de la obra. Una primera versión fue creada por el artista británico en 1991 y fue exhibida por primera vez por quien fuera su propietario, el coleccionista, Charles Saatchi, en la exposición "Sensation: Young British Artists from the Saatchi Collection. 1997-2000 London/Berlin /New York".

CHARLES SAATCHI Y EL TIBURON DESCOMPUESTO

Charles Saatchi de origen Iraquí, es el propietario de la agencia de publicidad M&C Saatchi y la Galería Saatchi de arte contemporáneo en Londres. El Sr. Saatchi es particularmente conocido por haber sido el patrocinador de un grupo de artistas conceptuales llamados Young British Artists, un grupo de pintores, escultores y artistas de instalaciones de entre los cuales Damien Hirst era el líder.

Saatchi adquirió una primera instalación de Hirst llamada "Mil Años". Un contenedor de cristal en donde una cabeza de vaca es devorada por moscas que salen de sus larvas; comen y mueren electrocutadas por un mata moscas electrónico. Mostrando así el ciclo completo de la vida, desde la gestación hasta la muerte; larvas que se convierten en moscas, que devoran al animal muerto, vuelan y mueren electrocutadas, convirtiéndose en alimento de otras larvas.
Pronto Saatchi se convirtió en el mayor coleccionista de Damien Hirst. En 1991, ofreció al artista pagar lo que fuera por una obra de arte única que éste quisiese crear.

Fue así como Hirst encargó el primer tiburón a un pescador en Australia. Al año siguiente, la primera obra fue exhibida en la Galería Saatchi de Londres. Sin embargo, pronto el animal empezó a descomponerse lentamente e incluso el líqudo del tanque se fue obscureciendo.

“No fue de mucha ayuda que en la Galería Saatchi le añadieran cloro a la solución para desacelerar la descomposición”, comentaron tiempo después miembros del staff de Damien Hirst.

Finalmente en 1993, curadores de la Galería Saatchi removieron la piel del tiburón y la colocaron sobre un molde de fibra de vidrio. “Ya no se veía tan aterrador,’’ comentó Hirst. “Se veía que no era real, no tenía peso”.

En 2005, el millonario Steven A. Cohen, compró la obra aún sabiendo lo que había sucedido con ella. Hirst, al enterarse de la venta, le ofreció al nuevo dueño reemplazar el animal, aún cuando Cohen tuvo que cubrir todos los gastos por la reposición.




A LA CAZA DEL SEGUNDO TIBURON

Hirst encargó un segundo tiburón tigre. Se trata de una hembra de edad media, fue cazada por un pescador en Queensland, Australia y fue transportada dentro de un congelador especial en un buque de carga hasta Inglaterra, en un viaje que llevó casi dos meses. Entretanto el tanque original también fue renovado y preparado para contener al animal y los 224 galones de formaldehído.

“El primer tiburón nunca fue inyectado, a eso se debió su descomposición interna. Hay lugares a los que no se puede llegar con las agujas, como a la aleta dorsal y a la columna. Asi que el tiburón queda inmerso en la solución para que sea absorbida por la piel.” Comentó Oliver Crimmen, científico y curador del Museo de Historia Natural de Londres.

Una vez terminado todo el proceso y sellado el tanque, la pieza viajó a su primera exhibición en Austria.

LA FILOSOFIA DETRAS DE LA OBRA
EL GRAN DILEMA

Debido a que el primer especimen fue reemplazado, se dice que los historiadores cuestionarán la originalidad de la obra.
Damien Hirst cree que los artistas y los conservadores tienen diferentes opiniones en cuanto a lo que es más importante: la autenticidad de la pieza o que la idea sea original.

Damien Hirst forma parte de una corriente conocida como "arte conceptual", el cual es descrito por el artista Sol Lewitt de la siguiente manera:

“En el arte conceptual la idea o el concepto es la parte más importante del trabajo. Cuando un artista utiliza una forma conceptual de arte, significa que todo el planteamiento y las decisiones están hechos de antemano; la ejecución es un asunto superficial. La idea se convierte en una máquina que hace el arte.”

Aquí se puede ver en un video el proceso de creación de la obra.

La muerte es el tema central de la obra de Hirst, la cual siempre ha estado rodeada de gran polémica, que pudiera pensarse que es más o menos premeditada y que nos lleva a una confrontación con la mortandad de todo ser vivo. El artista fuerza al espectador a analizar su actitud ante la muerte, ante la relación entre el hombre y el animal; y la relación entre el arte y la realidad.

"Imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo", pertenece a una serie de obras conocida como Natural History en la que distintos animales muertos como ovejas o vacas, en ocasiones cortados transversalmente, son conservados dentro de tanques de formaldehído.

Aún cuando Hirst ha participado físicamente en la realización de sus propias obras, siempre ha requerido de asistentes. Lo que ha llevado a cuestionar la autenticidad de las mismas. Pero el artista ve como el real acto de creatividad, la concepción de la obra, más no la ejecución de la misma.

“El arte se encuentra en tu cabeza” dice Hirst. “Si dices algo interesante, que pudiera ser el nombre para una obra de arte, yo lo tomaría. El arte está en todos lados. Es la respuesta a nuestro entorno. Llevo años trabajando en varias ideas, por ejemplo, cómo crear un arcoiris dentro de una galería. Tengo una lista masiva de títulos para obras, de ideas para exhibiciones y de obras sin título”.

EL ARTISTA

Damien Hirst, nacido el 7 de junio de 1965 en Bristol, Inglaterra. Actualmente vive y trabaja en Londres.

Es también reconocido por sus "spin paintings", realizados sobre una superficie giratoria, y por sus "spot paintings", consistentes en círculos coloreados aleatoriamente con títulos que refieren a químicos farmacéuticos.

En 1995 le fue otorgado el premio Tate Gallery Turner Prize por "Madre e hijo divididos", una serie de vitrinas en donde una vaca y su becerro se exhiben cortados por la mitad.

Ha sido imitado, parodiado, reprochado, elogiado por la prensa asi como por el público. Ello, sin duda hace de Damien Hirst un ícono del arte contemporáneo.

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home